No hay fuerza más potente que la de la madre naturaleza que se esfuerza por mantenerse con vida.